Mitigando la sequía en México


“Emergencia por sequía en México” es uno de los titulares recurrentes desde ayer, el cual nos habla del acuerdo general que hizo la CONAGUA de inicio de emergencia por ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional en cuencas para el año 2022: según la comisión, casi siete de cada diez municipios carecen del líquido que necesitan; y, la mayoría de ellos se encuentra en el norte del país.

Las medidas que esta declaratoria establece afectan principalmente a la industria y a la agricultura, responsables de más del 80% del consumo de agua: se limitarán los derechos de agua que tienen estos sectores, reduciendo de forma provisional el volumen de agua a quienes se ubican en las cuencas con sequía severa, extrema o excepcional. Esto con el fin de abastecer agua para uso doméstico y público urbano a las poblaciones que no gozan de abastecimiento de agua.

La crisis hídrica es una realidad que enfrentan ya desde hace años algunas poblaciones del país y del mundo, la cual ha sido motivo de protestas en algunas regiones como Monterrey en México, en donde esta semana se demandó una solución en medio de bloqueos viales.

Sin embargo, es verdad que la crisis no está en manos de unos cuantos: la mitigación de la sequía es responsabilidad de quienes hacemos uso del recurso hídrico. Esto nos lleva de nuevo a la reflexión sobre lo que sabemos sobre el origen y el destino del agua que consumimos, así como sobre la posibilidad de cerrar el ciclo de este consumo en los espacios que habitamos.

Tener un panorama completo de este ciclo nos permite ser más conscientes del uso que damos al agua; más aún, si logramos participar en él podremos vivir una sostenibilidad hídrica gestionada por los propios usuarios. El Humedal es testigo de esta posibilidad al punto en que se ha convertido en un oasis en la mancha urbana de Valle de Bravo en donde, a pesar de los recortes hídricos o temporadas de sequía, siempre se escucha el caer de la cascada.

Autogestión del consumo hídrico

¿Cómo es posible que en un lugar se pueda escuchar el correr del agua continuamente sin tomar agua de la red municipal? Cuando se planteó el proyecto que hoy es El Humedal, se buscaba facilitar la formación de un bosque que no consumiera agua de la ODAPAS. La primera propuesta fue captar agua de la lluvia que cae en Valle de Bravo durante aproximadamente 6 meses; sin embargo, almacenar tal cantidad de agua implicaba renunciar a una buena parte del bosque, por lo que la captación pluvial no podía ser la única estrategia para lograr el objetivo. Así fue que se llegó a la opción de tratar aguas negras mediante una planta de tratamiento (PTAR) y luego a través de un humedal artificial que brindara como beneficio adicional el embellecimiento del paisaje.

Así, hoy en El Humedal tratamos diario hasta 4 500 l de aguas negras que provienen de cinco casas, una clínica, una escuela y un manantial contaminado; 4000 l pasan todos los días por el humedal artificial y, en 450 m2 de techo, se captan 450,000 l de agua de lluvia al año, almacenando 130,000 l. Mientras que el agua que pasa por el humedal se usa para los baños y el riego del bosque no comestible, el agua de lluvia se usa para su consumo humano y para el riego del huerto.

Mitigación de la sequía

El manejo que damos al agua en El Humedal responde a las medidas que la CONAGUA propone para mitigar la sequía, en su Programa de medidas preventivas y de mitigación de la sequía, particularmente a la que se refiere a crear “infraestructura que permita tener un óptimo en el tratamiento de aguas y su saneamiento (Conagua, 2012)” para conseguir la “rehabilitación de la calidad de agua en cauces, vasos y acuíferos, así como los ecosistemas presentes en la cuenca”. Con ello no queremos decir que esta sea la única y exacta forma de contribuir en la mitigación de la sequía extrema que nos advierte la CONAGUA: pensamos que las soluciones deben estar basadas en los contextos de cada grupo de personas, así como en los recursos con los que ya se cuenta. La nuestra es solo una de ellas.

Referencias

https://www.gob.mx/cms/https://humedaljumu.com/uploads/attachment/file/99972/PMPMS_CC_Valle_de_M_xico_R.pdf

https://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5657697&fecha=12/07/2022#gsc.tab=0