Image

Comparte:   


En un huerto biointensivo se tienen insectos “buenos y malos”. Cada uno de estos cumple con diferentes funciones, ya que algunos de los insectos buenos o benéficos en su fase larvaria son muy voraces y se alimentan de otros insectos. Los insectos buenos se alimentan de la plaga y al mismo tiempo ayudan a la polinización. Los insectos buenos pueden ser depredadores o parasitoides, es decir, se comen a otros insectos o los parasitan, ya que ponen sus huevecillos en estas plagas para completar parte de su ciclo de vida.

Image

En cualquier ecosistema existen insectos o enfermedades que perjudicar las plantas, también existen insectos o microorganismos que ayudan a controlar la población de los agentes perjudiciales para las plantas. Se estima que el 3 % de las especies en un agroecosistema se comportan como plaga, un 35 % se integra de insectos benéficos que ayudan a mantener un equilibrio de las plagas. Entre estos se encuentran los depredadores y parasitoides. Los depredadores se alimentan de huevos, larvas o adultos del insecto plaga, mientras que los parasitoides, en su estado larvario se alimentan y desarrollan dentro o sobre el hospedero (insecto plaga). Entre los insectos perjudiciales se pueden mencionar a los siguientes: pulgones, mosquita blanca, barrenadores, chinches, ácaros, trips, mosca minadora y de la fruta, pulguilla saltona, araña roja, orugas defoliadoras, etc. Así como hay insectos plaga, también existen insectos benéficos que ayudan a mantener un equilibrio de los insectos nocivos para las plantas del huerto. Cuando se aplican agrotóxicos se rompe el equilibrio del ecosistema afectando a todos los agentes de control biológico, esto ocasiona que los insectos plaga se incrementen rápidamente generando problemas para las plantas al no existir la fauna benéfica que naturalmente las regula.. Entre estos insectos benéficos más comunes aliados del huerto se puede mencionar los siguientes: catarinas, arañas, mantis religiosa, avispas parásitas, moscas taquínidas, moscas sírfidas, tijeretas, chinches depredadoras, crisopas, libélulas, entre otras.

Comparte: