Image

Comparte:   


¿Sabías que sin importar el lugar en el que vivas, tienes una relación muy cercana con los bosques? Y no nos referimos a las escapadas que puedes darte cualquier fin de semana, sino a las actividades que llevas a cabo en tu día a día: desde la hoja que tomas para escribir una nota, pasando por el agua que usas en la mañana para tomar el té, hasta la regulación climática que te permite vivir en el planeta.

Image

En El Humedal somos testigos de su importancia al observar las diferentes interacciones que suceden en nuestro bosque comestible. Así, podemos contarte la historia del Guamúchil que se logró adaptar a nuestro bosque luego de haber entendido las necesidades que tenían las orugas, las aves y él mismo; o la de las micorrizas que llevan a cabo diversos intercambios entre las plantas y árboles; o la de la gran fiesta que vivimos todos los días con la gran cantidad de insectos, aves y mamíferos que se reúnen para celebrar la vida del bosque.

Así como en El Humedal, los bosques son fundamentales para las diferentes formas de vida en la Tierra; sin embargo, a pesar de los esfuerzos que se han hecho por su conservación, la deforestación en el mundo sigue avanzando por diversas razones. Ante esta realidad, en 2012 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de los Bosques. Este 2022, el tema para celebrarlo es “Bosques: consumo y producción sostenibles”.

 

Para lograr esta meta, es necesario que primero reconozcamos la importancia que tienen los bosques y cómo nos relacionamos con ellos. Estos son algunas de sus aportaciones ambientales:

 

Regulación climática

A través de los árboles principalmente, los bosques tienen la capacidad de capturar y almacenar el carbono. De esta manera, los bosques eliminan grandes cantidades de dióxido de carbono. Sin embargo, su aportación climática también es la de ser barreras naturales contra desastres naturales que pueden ser provocados por lluvias torrenciales, inundaciones y vientos. Con ello, contribuyen también a reducir o controlar la  erosión del suelo.


Abastecimiento de agua

Ya sea de la atmósfera (a través de la lluvia) o del suelo, los bosques absorben el agua. Una parte del agua que absorben los bosques es liberada por evapotranspiración, lo cual contribuye a que haya menos sequía y desertificación, y otra parte se convierte en el agua potable que se consume en el mundo (lo bosques sirven de filtro para el agua atrapando sedimentos y contaminantes). Según la FAO, las cuencas forestales abastecen el 75% del agua dulce accesible del mundo que beneficia tanto al campo como a las ciudades.


Oxígeno

Algunas personas creen que la mayor parte del oxígeno en la Tierra proviene de los bosques. Aunque eso no es cierto (los océanos proveen la mayor parte de este elemento), los bosques contribuyen con aproximadamente el 28% del total de oxígeno producido en la Tierra.


Suelo

Los bosques tienen la capacidad de estabilizar el suelo y, con ello, minimizar su erosión. Además, albergan una gran biodiversidad en el suelo (lombrices, hormigas, bacterias, hogos, etc.) que ayuda a regular la presencia de plagas y enfermedades en los ecosistemas.

 

Vida

Los bosques son espacios que albergan una gran biodiversidad: cerca del 80% de animales y plantas terrestres del mundo se encuentran en los bosques. Esto favorece que, además, en los bosques tengan lugar diversos procesos esenciales para la vida como la polinización, dispersión de semillas y fertilización del suelo.

 

Humanidad

La humanidad recibe distintos beneficios de los bosques. Por un lado, son espacios en donde podemos apreciar bellos paisajes y, por otro, proveen recursos y actividades fundamentales para la vida de millones de personas en el mundo, algunas de las cuales dependen completamente de ellos. Entre estos recursos están la leña, carbón vegetal, plantas medicinales, y algunas fuentes de alimento; mientras que la caza y la pesca son actividades que dan sustento a muchas familias en el mundo.


Finalmente, los bosques son motivo de celebración a la vida, no solo por el agua que consumimos, el aire que respiramos y la gran biodiversidad que albergan. También se ha demostrado que los bosque son un espacio muy benéfico para personas con problemas emocionales o mentales: caminar entre los árboles de los bosques reduce el estrés, controla la presión arterial, y mejora el estado de ánimo. 


Sin duda, muchas personas hemos aprendido más de una lección de vida al observar sus procesos, y hemos aliviado algún malestar al abrazar a un árbol. La recomendación este año para conservarlos es preferir el uso de madera frente al plástico y otros materiales, pero siempre elegir madera sostenible. ¿Estás listo para protegerlos? 


¡Cuéntanos!


#IntlForestDay

#DiaInternacionalDeLosBosques

#MonteAlto

#Valle de Bravo


 


 

 

 

 

 

 

Comparte:

     

Galería:

Comparte: